Blogs

domingo, 23 de junio de 2019

El Sanatorio de las Torres


La primera publicación que hice de este lugar son únicamente unas pocas fotos de exteriores que fueron publicadas casi a los inicios del blog como primer reportaje de la segunda recopilación de lugares inéditos (puedes verla aquí), aunque en realidad esas fotografías eran bastante anteriores a su publicación en 2012.

Se trata de un sanatorio antituberculoso que data del 1911, fue ampliándose y creciendo con los años y dejó de funcionar definitivamente a finales de los noventa.
Este lugar siempre tuvo vigilancia y alarmas, por lo que siempre fue imposible acceder a él, aunque ganas nunca me faltaron, ya que sus exteriores me tenían completamente cautivada.

Hace unos días tuve la posibilidad de acceder al interior y durante una breve visita guiada en grupo pude ver una pequeña parte del sanatorio. Las fotografías no son precisamente las mejores que he hecho, ya que las hice con poco tiempo y sin trípode.


Lo primero que se ve en el camino de entrada a este gran complejo son estas pequeñas edificaciones de una planta que parecen casas, yo siempre di por hecho que eran viviendas para alojar al personal del sanatorio, pero según me comentaron eran las escuelas.




Casita para mascota



                   En el terreno adyacente a las escuelas se encuentran las granjas








Camino hacia el edificio principal



La fachada del sanatorio




Puerta principal



Uniforme y gorras de los antiguos guardas




Biblioteca








Terraza en la que los pacientes tomaban el sol como parte de su recuperación





Pasillos de habitaciones









Comedor


Cocina





Sótano





Lavandería


Una antigua secadora

















Esta era la sala de cine, en la pared había un interesante mural antiguo del sanatorio



Sala de proyecciones



Fachada de la iglesia


Interior de la impresionante iglesia modernista















En la parte trasera se encontraban las viviendas de los trabajadores, ésta era la más amplia de todas:





2 comentarios:

  1. Interesante edificio. Podría perfectamente ser un museo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que podría, qué pena que lo vaciasen de muebles y objetos de la época...

      Eliminar

Si quieres puedes escribir un comentario y después de pasar por moderación será publicado.

*Recuerda que si en tu comentario das demasiadas pistas o desvelas el nombre real o la ubicación de un lugar, el comentario no será publicado.