Blogs

jueves, 20 de noviembre de 2014

Dizzy Park


Este parque de atracciones duró menos de seis meses en funcionamiento. 
A pesar de no ser muy grande, era una propuesta diferente y original.
Tenía atracciones variadas y para todo tipo de público.






La montaña rusa, un clásico que no puede faltar en ningún parque de atracciones










Esta torre tan alta se utilizaba para realizar varias modalidades de salto estilo puenting




Vistas desde la torre






Una atracción que suele ser muy típica en ferias.
 El largo poste comenzaba al principio con movimientos pendulares elevando las cabinas y  cuando cogía el suficiente impulso llegaba a dar vueltas completas.








Ésta atracción consistía una gran rueda que giraba a la vez que se elevaba y llegaba  a quedar totalmente en vertical (como si se tratase de una noria)










Esta otra atracción funcionaba de manera similar a un carroussel, pero con la diferencia de que las cabinas estaban sujetas y se movían por la parte superior, inclinándose mientras daban vueltas. 






También había una piscina para los días más calurosos



Aparte de las atracciones mostradas, gracias a los mapas pude averiguar que había muchas otras atracciones en el parque que ya habían sido desmontadas, como los autos de choque,  tirolina,  hinchables, rocódromo, zona de laser tag y colchonetas elásticas de saltos.


En estos edificios de colores estaban las taquillas, los servicios y el bar













También puedes ver los reportajes de los compañeros con los que tuve el placer de pasar unos días maravillosos y hacer esta visita (entre otras) :