Blogs

lunes, 18 de mayo de 2015

Villa Das


Esta es una de las viviendas abandonadas que más me ha fascinado por su magia y su decadencia.

Esta mansión fue construida por un sacerdote en 1897. 
Los últimos propietarios de la mansión fallecieron dejando la casa en herencia a su hijo, que no quiso vender la propiedad debido al divorcio, ya que su ex esposa podía reclamar la mitad de la venta de la propiedad.

La casa lleva largos años sumida en el más profundo olvido con todos los muebles y efectos personales del matrimonio en su interior, aunque va muriendo poco a poco... algunos suelos y techos ya han empezado a caerse, sus paredes se están agrietando y las humedades han hecho acto de presencia a la vez que la vegetación empieza a crecer en rincones inesperados. 



Este salón de la planta baja fue una de las estancias que más me impresionó 












 






La casa tenía su propia capilla







El dormitorio principal






El resto de dormitorios





No era muy prudente entrar a esta sala, así que la fotografié desde la puerta










Los suelos y techos de la planta superior no me dieron mucha confianza, así  que di un vistazo rápido a sus cuatro habitaciones, que parecían haberse utilizado como trasteros.


En ésta había algunas lámparas de techo y un sumier




La buhardilla



Sin duda la habitación más peligrosa de toda la casa, ya que en la sala de los sillones azules que está justo debajo también faltaba suelo



Por últimos las cocinas: 

La que utilizaban, ya que estaba llena utensilios y electrodomésticos


Y otra cocina mucho más antigua y posiblemente utilizada también como trastero o despensa